Guía Práctica de Navegación

Guía Práctica de Navegación en PDF (para imprimir)

Las estadísticas de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) muestran que la náutica de recreo y los deportes náuticos son las actividades que más peticiones de auxilio generan en la mar.

Es cierto que nuestra flota de recreo es cada año más numerosa e igualmente son cada vez más los ciudadanos españoles y de otras nacionalidades que eligen nuestros mares y costas para disfrutar de su tiempo libre.

En todo caso hay que decir que muchas de esas situaciones de emergencia podrían evitarse siguiendo sencillas pautas de comportamiento o utilizando adecuadamente los medios de seguridad de que obligatoriamente ha de disponerse o llevarse a bordo.

Este es el principal objetivo de la Campaña de Seguridad en la Náutica de Recreo que cada año realiza el Ministerio de Fomento a través de la Dirección General de la Marina Mercante y la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar).

La Campaña se desarrolla mediante un conjunto de actuaciones que se inician a comienzos del verano con la edición de esta “Guía Práctica para la Náutica de Recreo”, el folleto sobre la “Seguridad en las Actividades Náuticas” y una serie de tarjetones y adhesivos que serán distribuidos por las Capitanías Marítimas y Distritos Marítimos, los Centros de Coordinación de Salvamento Marítimo, los puertos deportivos o consultarse a través de la página web de la Sociedad de Salvamento (www.salvamentomaritimo.es). Además, este año, como ya se hizo en 2007, el folleto sobre la “Seguridad en las Actividades Náuticas” será también distribuido a través de las revistas del sector con objeto de que las recomendaciones y pautas de actuación que comprende lleguen al mayor número posible de aficionados y usuarios con tiempo suficiente para su pausada lectura.

La presente “Guía Práctica para la Náutica de Recreo” pretende dar una visión amplia de la normativa que es necesario conocer y observar para lograr que todos podamos disfrutar igualmente, y en condiciones seguras, del ejercicio de la náutica de recreo y de los deportes asociados y, en definitiva, de nuestro bien merecido tiempo de ocio sin olvidar nunca que el mar es un espacio natural que debemos conservar.